TIPOS Y GRADOS DE FIBROMIALGIA.

2017-01-03-20_35_42-tipos-y-grados-de-fibromialgia-fibromialgia-y-estilo-de-vida

Primaria: El paciente presenta dolor músculo-esquelético generalizado y múltiples puntos sensibles pero no hay evidencia clínica de otra enfermedad que pueda explicar éstos síntomas.


Concomitante: La fibromialgia se presenta  al mismo tiempo de otra afección que puede explicar sólo parcialmente los síntomas. Por ejemplo en un paciente con artrosis se puede explicar el síntoma dolor localizado, pero no el dolor difuso.

Secundaria: Cuando ocurre padecer de una enfermedad reumática, inmunológica o infectiva por ejemplo y se presenta también la fibromialgia.

Grados de Fibromialgia:

Grado 1: La persona presenta síntomas ocasionales u oscilantes sin una limitación significativa en la vida laboral y en las actividades de la vida cotidiana. Sólo presenta limitación funcional en algunos momentos de su actividad sobretodo al hacer sobrecarga de esfuerzos físicos o mentales. Permite hacer una vida cási normal: con algunas limitaciones. Puede ser necesario adecuar ciertos aspectos en el puesto de trabajo para evitar sobrecarga o actividades muy prolungadas. AFECTACION VITAL: LEVE. Escaleras de valoración clínica con puntuaciones inferiores al 50 %. Sin interferencia con el trabajo.

Grado 2: Presencia de fatiga más persistente. Ocasionalmente puede ser intensa. Se hace necesario reducir la actividad laboral, así como las actividades intensas de tipo doméstico, personal o social de la persona. Puede requerir bajas laborales transitorias y probablemente cambio de puesto o reducción del horario de trabajo. Puede requerir ayuda para la realización de actividades o tareas intensas. Todos los tipos de actividad de la persona que se ven reducidas al 50% de su capacidad normal. AFECTACION VITAL: MODERADA. Escaleras de valutación clínica entre un 50 y un 75%. Interferencia con la función o el trabajo (perdida parcial de la actividad)..

Grado 3: La fatiga es marcada e intensa en cada momento. No permite ejecutar ningún tipo de actividad mínimamente intensa ni continuada. Afecta todos los aspectos de la vida de la persona laboral, doméstico e ocio. No es compatible con una actividad laboral regular. Sólo se pueden hacer actividades en periodos cortos (cási siempre menos de 30 minutos seguidos. Limita cási del 80% la autonomía y las actividades. AFECTACION VITAL: INTENSA (SEVERA). Escaleras de valoración clínica superiores al 75%. Marcada interferencia con la función o el trabajo (imposibilidad para realizar actividad, trabajo o situación de baja laboral por incapacidad).

Grado 4: Fatiga extrema. Precisa la ayuda de otras personas hasta para las actividades básicas personales y pierde temporaneamente la autonomía. En esta fase puede haber una situación de dependencia y grande necesidad de ayuda. Coincide con periodos de agudización de síntomas de la enfermedad. No suele ser una situación fija o permanente. El enfermo logra hacer sólo mínimos esfuerzos. Está en la cama o en un sofá cási todo el día. Se limita al 100% la autonomía. AFECTACION VITAL: GRAVE

La valoración funcional es una tarea médica de multiples componentes y para un control clínico del enfermo.

Y así es el sube y baja de ésta noria sintomática de un grado al otro. A veces mejor (remisión de síntomas) y a veces peor (agudización).

La funcionalidad y la calidad de vida que se lleva, varia de un individuo a otro.

A dependencia del tipo de fibromialgia ya sea primaria o secundaria (la presencia o menos de otras enfermedades, síntomas que presentan, situación mental y emotiva entre otros) y del grado de la misma. Por eso puede parecer que algunas personas llevan mejor la enfermedad que otras. Probablemente se encuentran en un grado diferente de fibromialgia y logran obtener una mejor calidad de vida.

Para el diagnóstico de cada persona el médico realiza exámenes clínicos, toda una bateria de exámenes de laboratorio y radiológicos que revelen la presencia o menos de otras enfermedades con sintomatología similar, las entrevistas para conocer la calidad del sueño, la resistencia al esfuerzo y los síntomas de acompañamiento del individuo, valutación de los puntos gatillo, etc.. Sólo entonces tiene la certeza y los elementos necesarios para dar tratamiento. Por esto lleva tanto tiempo llegar al diagnóstico y no se recomienda automedicarse pues el tratamiento es individual.

El conocimiento acerca de la fibromialgia te ayudara a: que vayas obteniendo el tratamiento más adecuado, comprender las señales que envía tu cuerpo reduce emociones negativas y a comunicar eficázmente con el médico en cada visita. Es decir, para participar activamente hacia tu objetivo de mejoría.

Pero tu mente no debe estar obsesivamente focalizada en la enfermedad y el dolor. Abre el cajón de la enfermedad para meter conocimiento y comunicar con el médico, después cierralo. En tu periodo de crísis, saca de ahí lo que te sirve para comprender lo que te está sucediendo e intentar mejorar tu condición, vuelvelo a cerrar. Si no necesitas sacar o meter conocimiento del cajón de la enfermedad no lo toques más.

Deja abierta de par en par la puerta de la salud y ¡lleva siempre tu mente hacia ese umbral!

Vive con serenidad, rie cada vez que puedas, goza todos los momentos buenos, reposa siempre que lo necesites, disfruta de tu familia y seres queridos, libérate de lo que te hace peso y amate por la maravilla de la creación que eres.

Leave a Reply

%d bloggers like this: